Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut bajo condiciones de sequía

0
10
Fuente externa

Durante este verano, en el que se han reportado varios días de calor extremo, el área triestatal ha experimentado condiciones de sequía que ha llevado a los funcionarios de cada estado ha emitir llamados para conservar el agua.

En Estados Unidos, a pesar de algunas mejoras, el monitor de sequía del país marcó la semana del 17 al 23 de agosto como 100 semanas con al menos el 40 % de los 48 estados inferiores cubiertos por sequía. La última vez que la cobertura de sequía en los EE. UU. estuvo por debajo del 40 % fue el 22 de septiembre de 2020. Al 23 de agosto de 2022, el 39.33 % de los EE. UU. y el 46.91 % de los 48 estados inferiores estaban en sequía.

Según el Sistema Nacional Integrado de Información sobre Sequías, la sequía generalmente se define como “una deficiencia de precipitación durante un período prolongado de tiempo (generalmente una temporada o más), lo que resulta en una escasez de agua”. Sin embargo, como ilustran diferentes definiciones, la sequía puede ser difícil de definir, tan difícil, de hecho, que a principios de la década de 1980, los investigadores encontraron más de 150 definiciones publicadas de sequía, que reflejaban diferencias en regiones, necesidades y enfoques.

También hay diferentes tipos de sequía, por ejemplo, Sequía Meteorológica, cuando los patrones de tiempo seco dominan un área. Otra es la Sequía hidrológica, cuando el bajo suministro de agua se hace evidente en el sistema de agua. Puedes ver más aquí.

La sequía es la ausencia de precipitaciones, en lugar de la presencia de un evento como un huracán, un tornado o un incendio. A menudo se describe como un «fenómeno progresivo» porque afecta lentamente a muchos sectores de la economía y opera en muchas escalas de tiempo diferentes.

Nuestra meteoróloga de la Autoridad en el Tiempo, Andrea Romero, señaló que en estos momentos algunas de las zonas más impactadas por la falta de lluvia y con condiciones severas de sequía en nuestra área son porciones de la parte baja del Valle Hudson en los condados de Westchester, Putnam, Dutchess, Ulster, Orange y Rockland; además del sur de la Ciudad de Nueva York, como el condado de Staten Island, y la costa sur de Nassau y Suffolk. En Nueva Jersey, por su parte, las condiciones severas están en los condados de Somerset, Middlesex, Unión y Essex.

El último informe del Monitor de Sequía de EE. UU., publicado el jueves 25 de agosto, muestra prácticamente todo el centro y noreste de Nueva Jersey en una sequía de moderada a severa, y la parte noroeste del estado cae en la categoría de «anormalmente seca» por primera vez.

Nueva Jersey está dividida en seis regiones de sequía: noreste, centro, noroeste, suroeste, costa norte y costa sur. Las regiones de sequía generalmente siguen los límites de las cuencas hidrográficas naturales y dan cuenta de las similitudes regionales en el tiempo y las fuentes de suministro de agua, entre otras cosas.

Hasta este día, alrededor del 51% de todo el Estado Jardín se encuentra en una sequía moderada o peor, según los datos del Monitor de Sequía de EE. UU., en comparación con el 32 % hace solo una semana. Era la primera vez desde marzo de 2017 que la mayoría del estado se encontraba en tal condición.

El comisionado de Protección Ambiental de Nueva Jersey, Shawn M. LaTourette, emitió una vigilancia de sequía en todo el estado a partir del 9 de agosto del 2022 y el Estado instó a los residentes y a las empresas a conservar el agua, ya que las condiciones persistentes de sequía y calor afectan los suministros de agua en todo el estado.

La declaración de vigilancia de sequía es la primera del sistema de asesoramiento sobre la sequía en tres etapas del estado. El objetivo de la vigilancia es concienciar a la población sobre el impacto que sufren las fuentes de suministro de agua y fomentar las medidas voluntarias para su conservación. Si las condiciones no mejoran, puede ser necesario declarar una alerta o emergencia por sequía que vendrá con restricciones obligatorias para el uso del agua. Las medidas de conservación voluntarias de la etapa de vigilancia pueden ayudar a evitar medidas restrictivas a causa de la sequía.

“El caudal de los arroyos y los niveles de agua subterránea están cayendo por debajo de lo normal en la mayor parte del estado y algunos embalses muestran tasas pronunciadas de disminución a medida que continúan las condiciones cálidas y secas”, dijo el comisionado LaTourette. “Si bien la conservación del agua siempre es importante, se vuelve fundamental durante períodos prolongados de sequía y calor como el que ha estado experimentando Nueva Jersey. Si los residentes y las empresas hacen todo lo posible para reducir la demanda de agua, juntos podemos garantizar un amplio suministro en las próximas semanas y meses”.

Telemundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí