Alcalde de NYC lanza estrategia para apoyar a estudiantes con dislexia

0
13
FOTO: MICHAEL APPLETON / NYC MAYORAL OFFICE

Los estudiantes de escuelas públicas con dislexia serán evaluados  para detectar de manera temprana ese trastorno de aprendizaje  y, de esa manera, evitar que afecte su desarrollo académico a la vez que reciben instrucción especializada a través de programas y academias especializadas.

Así lo anunció este jueves el alcalde Eric Adams, quien recordó su propia lucha para identificar su dislexia al explicar que este enfoque busca evitar que los estudiantes experimenten esa desventaja.

 “Al cambiar la forma en que abordamos la dislexia, podemos desbloquear el potencial en los estudiantes sin que se sientan inseguros sobre su dislexia o cualquier otra discapacidad de aprendizaje basada en el lenguaje que puedan tener”, dijo el mandatario municipal desde la P.S. 125,  una escuela primaria en Manhattan.

La evaluación temprana de la dislexia, un trastorno del aprendizaje que afecta la comprensión en lectura y escritura, garantizará  que todos los niños que necesitan apoyo reciban la ayuda y los recursos que requieren, sostuvo por su parte el  canciller de Educación de la ciudad de Nueva York, David Banks.

“Estas evaluaciones representan  el compromiso de esta administración de animar a todos nuestros estudiantes y asegurarse de que estén bien equipados para tener éxito”, recalcó Banks.

La inversión integral en estudiantes disléxicos incluye que, a partir de este otoño, el Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York (DOE)  pondrá a prueba dos programas únicos en su tipo dentro de las escuelas públicas de la ciudad, donde 80 instituciones  primarias y 80 intermedias  recibirán apoyo y capacitación específicos para evaluar e identificar a los estudiantes en riesgo de dislexia y proporcionar intervenciones específicas. Todos los estudiantes participarán en pruebas breves de alfabetización adaptativa como parte del programa piloto en estas escuelas.

Con este abordaje comprensivo, el Alcalde y el Canciller de Educación también  ayudan a las familias trabajadoras y de bajos recursos, ya que las pruebas de detección serán gratuitas y accesibles a todos los estudiantes de la ciudad, sin importar el código postal donde residan.

“Este es un problema de equidad”, afirmó Adams. “Las evaluaciones son caras. Cuestan cientos de dólares. Muchas familias no pueden permitírselo, especialmente en comunidades multilingües de negros y morenos. Esas comunidades que están luchando económicamente. Esto eliminará esa barrera, garantizará que todos los niños sean evaluados. Y con ello, que reciban la ayuda que necesitan”.

Las escuelas también contarán con coordinadores de Apoyo de Intervención Académica quienes darán asistencia para ajustar la instrucción básica y proporcionar intervención cuando las evaluaciones y otras pruebas del trabajo de los estudiantes indiquen que no están progresando adecuadamente.

Además, Literacy Academy Collective en la P.S. 161 en El Bronx y Lab School for Family Literacy en la P.S. 125 ofrecerán programas especializados para estudiantes con dislexia y otras discapacidades de aprendizaje basadas en el lenguaje.

Sin embargo, el DOE está trabajando para crear estos programas en escuelas adicionales con el objetivo de tener al menos una institución que ofrezca instrucción especializada en cada condado para el otoño de 2023.

Precisamente, el próximo año, la Gran Manzana acogerá la Asamblea Mundial de la Dislexia, que este 2022 tuvo lugar en Estocolmo, Suecia.

Diario NY 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí