Volveràn a aumentar la renta en New York entre 2% y 7%

0
41
Fuente externa

Uno de los principales dolores de cabeza de miles de neoyorquinos tiene que ver con los elevados costos de la renta en la Gran Manzana, que luego de la pandemia del COVID-19 y los efectos de la inflación,en palabras de muchos, está ahorcando a familias que no pueden pagar ni un dólar más. El año pasado vieron el mayor aumento en casi una década: 3.25% en arrendamientos de un año y 5% en contratos de dos años.

Y ese dolor de cabeza se acrecentó este martes, luego de que se reuniera la Junta Reguladora de Alquileres de la Ciudad, cuyos 9 miembros determinaron que el incremento se decidirá entre un rango de 2% a 5% en arrendamientos de un año, y de entre 4% y 7%. en contratos de dos años, lo que afectará a más de 1 millón de unidades de renta estabilizada en los cinco condados.

Los caseros habían estado exigiendo subir las rentas hasta casi en 16%, al tiempo que en ese pulso, los inquilinos insistían en frenar cualquier intento de aumento.

Y mientras inquilinos esperaban a que la Junta Reguladora hiciera su anuncio preliminar sobre el rango de aumentos que respaldaría, (que deberá ahora someterse a votación y análisis en semanas venideras para tomar una decisión final el próximo mes de junio), afuera de Cooper Union, en Manhattan, donde se dio la reunión, las voces de protesta fueron evidentes.

“Es el colmo que esta Junta, que es nombrada por el propio Alcalde, piense en aumentarnos las rentas a familias trabajadoras que ya estamos lidiando con muchas cargas, y que incluso, gracias al aumento injusto del año pasado, puso a muchos inquilinos al borde de ser desalojados, porque no hay cómo pagar”, aseguró la colombiana Juana Martínez, quien vive en Brooklyn. “No solo no deberían aumentar nada sino que si piensan en que no haya más desamparados, lo correcto sería congelar las rentas por varios años e incluso bajarlas porque aquí uno solo trabaja para pagar renta”.

Adriene Holder, de la organización The Legal Aid Society, se sumó a la queja y destacó que la ciudad de Nueva York enfrenta actualmente la peor crisis de vivienda asequible de las últimas dos décadas, por lo que aumentar los alquileres tendría “consecuencias catastróficas” para inquilinos vulnerables, mayormente latinos y negros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí