Segunda exasistente de Cuomo lo acusa de un presunto acoso sexual; el gobernador lo niega

0
9
En Nueva York, la Asamblea es la cámara legislativa que pudiera ordenar el juicio político a Cuomo

New York.-Por segunda vez en una semana una exasistente del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, lo acusa de un presunto acoso sexual.

En la publicación de New York Times Charlotte Bennett, de 25 años y exasistente del gobernador, presentó una denuncia sobre el presunto acoso sexual del que, según ella, le habría hecho preguntas relacionadas a su vida sexual y si había estado con hombres mayores, relata el artículo. La mujer dejó la oficina del gobernador en noviembre pasado, meses después del presunto acoso ocurrido durante el apogeo de la pandemia del coronavirus.

Bennett dijo que estaba sola con el gobernador en su oficina el 5 de junio cuando este le preguntó si se había acostado con un hombre mayor. Asimismo señaló que el gobernador nunca hizo un avance físico, pero sus preguntas sugerían un contacto poco profesional.

«Comprendí que el gobernador quería acostarse conmigo y me sentí terriblemente incómoda y asustada», dijo Bennett al Times. «Y me preguntaba cómo iba a salir de eso y asumí que era el final de mi trabajo».

El gobernador de Nueva York emitió un comunicado el sábado por la noche en el que anunció una «revisión externa completa y exhaustiva» de las últimas acusaciones, pero negó haberse sobrepasado con ella, en sus propias palabras «nunca hice avances hacia la Sra. Bennett ni tuve la intención de actuar de una manera inapropiada». El gobernador describió a Bennett en el comunicado como una «persona trabajadora y valiosa de nuestro equipo durante el COVID-19».

La actual fiscal especial y asesora principal del gobernador, Beth Garvey, dijo en el mismo comunicado de Cuomo que la revisión independiente será dirigida por la exjueza federal Barbara Jones y que «no hay límites en el alcance de la revisión de la juez Jones».

«Pido a todos los neoyorquinos que esperen los resultados de la revisión para que conozcan los hechos antes de cualquier juicio. No tendré más comentarios hasta que la revisión haya concluido», finalizó su declaración.

Bennett dice que reveló la reunión con el jefe de personal y la asesora principal de Cuomo poco después de la interacción. Dijo que no consideraba que valiera la pena llevar a cabo una investigación porque «quería seguir adelante».

Beth Garvey confirmó el informe de Bennett sobre el incidente y su «satisfacción y reconocimiento por la forma en que se manejó». El asunto se consideró cerrado y no se tomaron más medidas. «Ms. Bennett recibió la transferencia que solicitó a un puesto en el que había expresado un interés desde hace mucho tiempo, y se le informó a fondo sobre los hechos que no incluían un reclamo de contacto físico o conducta sexual inapropiada. Fue consultada sobre la resolución y expresó su satisfacción y reconocimiento por la forma en que se manejó», dijo Garvey.

Políticos neoyorquinos, muchos de los cuales ya pidieron que se investigue al gobernador tras acusaciones anteriores, pidieron una acción inmediata. El presidente del Senado estatal, Andrew Stewart-Cousins, calificó las acusaciones de Bennett como «profundamente inquietantes» y dijo que «una investigación verdaderamente independiente debe comenzar de inmediato». La representante republicana del norte del estado, Elise Stefanik, repitió sus afirmaciones de que Cuomo es un «depredador sexual criminal» que «debe renunciar de inmediato».

Por otro lado, funcionarios como la asambleísta del estado de Nueva York, la demócrata Yuh-Line Niou, pidió a través de una publicación en Twitter que renuncie. «Nuestro gobernador es un depredador manipulador, controlador, abusivo, obsesionado por el poder. Por favor renuncie», escribió.

Estas nuevas acusaciones se producen solo unos días después de que la exasesora senior Lindsey Boylan publicara en un blog que el gobernador presuntamente la invitó a jugar al strip poker, un juego donde los participantes se quitan la ropa cuando pierden, la llamó por el nombre de una exnovia a la que se parecía vagamente, le envió flores y le dejó fotos autografiadas en su oficina, y en una ocasión, en 2016, bloqueó su salida de una habitación y la besó.

«Como dijimos antes, las afirmaciones de la Sra. Boylan de comportamiento inapropiado son simplemente falsas», dijo la oficina de Cuomo en un comunicado el miércoles por la tarde. En cuanto a la afirmación específica sobre la supuesta propuesta de octubre de 2017 de jugar al strip poker, la declaración cita a cuatro asistentes que viajaron con Boylan ese mes y dicen que la conversación nunca sucedió.

Boylan, que se postuló sin éxito para el Congreso el año pasado y se postula para presidenta del distrito de Manhattan este año, acusó por primera vez a Cuomo de acoso sexual en diciembre pasado. En ese momento, dijo que dejó su puesto como subsecretaria de Desarrollo Económico en 2018 porque ya no podía soportar trabajar con él.

Cuomo negó las acusaciones.

Las últimas acusaciones de Boylan se produjeron horas después de un artículo de opinión del Daily News de una exasistente de Cuomo, Karen Hinton, quien describió un entorno en el que dominaba a las empleadas.

Las acusaciones de Boylan se suman al diluvio contra Cuomo en los últimos días luego que fiscales federales iniciaron una investigación sobre cómo la administración de Cuomo manejó el COVID-19 en hogares de ancianos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí