Se esperan números récord en aeropuertos y carreteras de EE.UU. por feriado de Acción de Gracias

0
22
Fuente externa

AP

A pesar de la inflación y los recuerdos de las crisis de viajes de vacaciones pasadas, se anticipa que millones de personas transiten aeropuertos y carreteras en números récord durante el fin de semana largo del Día de Acción de Gracias.

Los días más transitados para volar serán el martes y el miércoles, así como el domingo después del Día de Gracias («Thanksgiving»). La Administración de Seguridad en el Transporte prevé que revisará a 2.6 millones de pasajeros el miércoles. El domingo revisará a la mayor cantidad de personas con un estimado de 2.9 millones de pasajeros, lo que superará por poco el récord establecido el 30 de junio.

Es posible que el clima entorpezca el tránsito aéreo y terrestre. Está pronosticado que un sistema de tormentas se desplace de las llanuras del sur hacia el noreste el martes y miércoles, provocando fuertes tormentas eléctricas, ráfagas de viento y posibles nevadas.

El secretario de Transporte, Pete Buttigieg, dijo el lunes en conferencia de prensa que el gobierno intentó prepararse mejor durante el último año al contratar a más controladores de tráfico aéreo, abrir nuevas rutas aéreas a lo largo de la costa este y ofrecer subvenciones a los aeropuertos para quitanieves y equipo para descongelar. Pero recomendó a los viajantes que revisaran las condiciones de las vialidades y horarios de vuelos antes de salir de casa.

«La Madre Naturaleza es, por supuesto, el factor X en todo esto», comentó.

Precios bajos

Las buenas noticias para los que viajan tanto en auto como en avión, es que los precios bajan.

Los costos de los vuelos promedian 268 dólares por boleto, 14 % menos que hace un año, según el sitio de viajes Hopper.

Los precios de la gasolina bajaron unos 45 centavos de dólar el galón comparado con hace un año. El promedio nacional era de 3.30 dólares por galón el lunes, según AAA, por debajo de los 3.67 dólares del año pasado.

Un sondeo de usuarios de GasBuddy halló que pese a los precios de combustible más baratos, el número de personas que planea hacer un viaje largo este Día de Gracias no ha cambiado mucho comparado con el año pasado. Patrick De Hann, un analista del servicio que monitorea precios, dijo que la inflación se ha calmado, pero algunos artículos como alimentos todavía se encarecen. Los clientes también usan más sus tarjetas de crédito y ahorran menos.

«Claro, les encantan los precios de gasolina más baratos, pero muchos estadounidenses gastaron en otras cosas este verano y probablemente aún no estén listos para abrir sus billeteras para viajar el Día de Gracias», dijo De Haan.

Temor al caos del año pasado

El Día de Gracias marca el inicio de la temporada de viajes navideños y muchos todavía no se recuperan de la pesadilla de diciembre del año pasado antes de Navidad, cuando las fuertes tormentas invernales afectaron miles de vuelos y dejaron a millones de pasajeros varados.

Scott Keyes, fundador del sitio de viajes Going, está cautelosamente optimista de que este año los viajes aéreos no serán igual de caóticos. Hasta lo que va del año, comentó, las aerolíneas han evitado enormes disrupciones.

«Todos comprenden que las aerolíneas no pueden controlar a la Madre Naturaleza y que es inseguro despegar o aterrizar en medio de tormentas eléctricas o de nieve», dijo Keyes. «Lo que realmente molesta a las personas son las cancelaciones controlables: esas extensas disrupciones porque la aerolínea no se puso las pilas porque su sistema se vino abajo, como sucedió con Southwest durante Navidad».

En efecto, Southwest no se recuperó tan rápido como otras aerolíneas de la tormenta del año pasado, cuando sus aviones, pilotos y aeromozos quedaron atrapados fuera de sus puestos y su sistema para reprogramar a la tripulación se enredó. La aerolínea canceló casi 17,000 vuelos antes de arreglar la operación. Los reguladores federales le dijeron recientemente a Southwest que sería multada por no ayudar a los viajantes varados.

Funcionarios de Southwest dijeron que desde entonces compraron camiones descongeladores y equipos de calefacción, y que, dependiendo del pronóstico, agregarán personal en aeropuertos en ciudades de clima frío. La empresa también señaló que actualizó su tecnología de programación de tripulación.

Menos cancelaciones, pero más quejas

En general, las aerolíneas estadounidenses han dejado de dejar varados a pasajeros. A lo largo de octubre, cancelaron 38 % menos vuelos que durante el mismo periodo en 2022. De junio a agosto, cuando las tormentas eléctricas pueden entorpecer el tráfico aéreo, la tasa de cancelaciones se redujo 18 % comparado con 2022.

Aún así, las quejas de los consumidores sobre el servicio de las aerolíneas se han disparado, según el Departamento de Transporte. Ha habido tantas quejas, señala la agencia, que sólo ha compilado cifras hasta mayo.

Precios bajos

Las buenas noticias para los que viajan tanto en auto como en avión, es que los precios bajan.

Los costos de los vuelos promedian 268 dólares por boleto, 14 % menos que hace un año, según el sitio de viajes Hopper.

Los precios de la gasolina bajaron unos 45 centavos de dólar el galón comparado con hace un año. El promedio nacional era de 3.30 dólares por galón el lunes, según AAA, por debajo de los 3.67 dólares del año pasado.

Un sondeo de usuarios de GasBuddy halló que pese a los precios de combustible más baratos, el número de personas que planea hacer un viaje largo este Día de Gracias no ha cambiado mucho comparado con el año pasado. Patrick De Hann, un analista del servicio que monitorea precios, dijo que la inflación se ha calmado, pero algunos artículos como alimentos todavía se encarecen. Los clientes también usan más sus tarjetas de crédito y ahorran menos.

«Claro, les encantan los precios de gasolina más baratos, pero muchos estadounidenses gastaron en otras cosas este verano y probablemente aún no estén listos para abrir sus billeteras para viajar el Día de Gracias», dijo De Haan.

Temor al caos del año pasado

El Día de Gracias marca el inicio de la temporada de viajes navideños y muchos todavía no se recuperan de la pesadilla de diciembre del año pasado antes de Navidad, cuando las fuertes tormentas invernales afectaron miles de vuelos y dejaron a millones de pasajeros varados.

Scott Keyes, fundador del sitio de viajes Going, está cautelosamente optimista de que este año los viajes aéreos no serán igual de caóticos. Hasta lo que va del año, comentó, las aerolíneas han evitado enormes disrupciones.

«Todos comprenden que las aerolíneas no pueden controlar a la Madre Naturaleza y que es inseguro despegar o aterrizar en medio de tormentas eléctricas o de nieve», dijo Keyes. «Lo que realmente molesta a las personas son las cancelaciones controlables: esas extensas disrupciones porque la aerolínea no se puso las pilas porque su sistema se vino abajo, como sucedió con Southwest durante Navidad».

En efecto, Southwest no se recuperó tan rápido como otras aerolíneas de la tormenta del año pasado, cuando sus aviones, pilotos y aeromozos quedaron atrapados fuera de sus puestos y su sistema para reprogramar a la tripulación se enredó. La aerolínea canceló casi 17,000 vuelos antes de arreglar la operación. Los reguladores federales le dijeron recientemente a Southwest que sería multada por no ayudar a los viajantes varados.

Funcionarios de Southwest dijeron que desde entonces compraron camiones descongeladores y equipos de calefacción, y que, dependiendo del pronóstico, agregarán personal en aeropuertos en ciudades de clima frío. La empresa también señaló que actualizó su tecnología de programación de tripulación.

Menos cancelaciones, pero más quejas

En general, las aerolíneas estadounidenses han dejado de dejar varados a pasajeros. A lo largo de octubre, cancelaron 38 % menos vuelos que durante el mismo periodo en 2022. De junio a agosto, cuando las tormentas eléctricas pueden entorpecer el tráfico aéreo, la tasa de cancelaciones se redujo 18 % comparado con 2022.

Aún así, las quejas de los consumidores sobre el servicio de las aerolíneas se han disparado, según el Departamento de Transporte. Ha habido tantas quejas, señala la agencia, que sólo ha compilado cifras hasta mayo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí