Nueva York perderá un escaño en el Congreso después del nuevo conteo del censo

0
18
La población de Nueva York creció en más del 4 por ciento durante la última década, según el censo de 2020, pero ese aumento no siguió el ritmo de los grandes saltos en otras partes del país.

New York.-Nueva York perderá un escaño en el Congreso como resultado de los cambios de población nacional, según los datos del censo publicados el lunes, una pérdida que podría haberse evitado si se hubieran contado unas pocas personas más.

La población de Nueva York creció en más del 4 por ciento durante la última década, según el censo de 2020, pero ese aumento no siguió el ritmo de los grandes saltos en otras partes del país.

Si solo se hubieran contado 89 personas más en Nueva York durante el censo, se habría mantenido en los 27 de sus escaños actuales en el congreso, según Kristin Koslap, experta técnica principal para la distribución del censo de 2020.

“Había 435 asientos. El último asiento fue para Minnesota y Nueva York fue el siguiente en la fila», dijo Koslap en una conferencia de prensa anunciando el cambio. «Si haces la ecuación de álgebra que determina cuántos habrían necesitado, son 89 personas».

El recuento tuvo lugar cuando Nueva York estaba siendo devastada por la pandemia de coronavirus.

Nueva York es uno de los siete estados que pierden un miembro del Congreso como resultado del censo de 2020. Cinco estados obtendrán un escaño en el Congreso. Texas ganará dos.

Nueva York puede perder más que influencia política: el censo también determina la distribución de $ 1.5 billones en fondos federales cada año.

La Ciudad de Nueva York, por ejemplo, gana $ 7,000 al año por cada hogar con más de dos personas, dijo la directora del censo 2020 de la ciudad, Julie Menin, en octubre.

Al implementar anuncios, mensajes de texto, llamadas telefónicas y celebridades, los funcionarios locales y del estado de Nueva York exhortaron a los residentes el año pasado a participar en un conteo que se desarrolló en medio de la pandemia de coronavirus y las peleas judiciales sobre varios aspectos de la realización del censo por parte de la administración Trump. Eso incluyó un esfuerzo finalmente infructuoso para excluir a las personas que viven en el país indocumentadas.

«Esta es literalmente una de las cosas más importantes que le sucederá a la Ciudad de Nueva York en mucho tiempo, ya sea que podamos maximizar este conteo del censo o no», dijo el verano pasado el alcalde Bill de Blasio.

En última instancia, la “tasa de respuesta automática” del censo del estado (hogares que respondían por teléfono, internet o correo) fue un poco más del 64%, aproximadamente lo mismo que en 2010, según muestran los datos de la Oficina del Censo. La tasa nacional fue del 67%.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí