Fiscalía de NJ investiga ataques y abusos sexuales en prisión de mujeres; suspenden guardias

0
10
Dos supervisores, el sargento Amir Bethea y el sargento, Anthony Valvano, están acusados ​​de mala conducta y manipulación de registros. El oficial Luis García está acusado de esos cargos, además de agresión agravada.

New Jersey. – Tres guardias carcelarios enfrentan cargos de mala conducta derivados de un ataque violento contra al menos seis reclusas, incluida una que recibió 28 puñetazos, dijo el jueves el fiscal general de Nueva Jersey.

El fiscal general, Gurbir Grewal,s dijo que los fiscales descubrieron que los guardias intentaron encubrir el ataque en el Centro Correccional para Mujeres Edna Mahan presentando informes falsos. Dijo que el ataque ocurrió a principios del 11 de enero e involucró a unas dos docenas de guardias.

Dos supervisores, el sargento Amir Bethea y el sargento, Anthony Valvano, están acusados ​​de mala conducta y manipulación de registros. El oficial Luis García está acusado de esos cargos, además de agresión agravada.

La cadena NBC 4 New York dejó un mensaje con el abogado de García. No está claro quién representa a Valvano y Bethea.

La instalación de Clinton, la única prisión de mujeres de Nueva Jersey, tiene una “historia larga y atroz”, dijo Grewal.

«Es por eso que debemos hacer más que simplemente averiguar qué salió mal el 11 de enero. Debemos responsabilizar a las partes responsables y debemos corregir las fallas sistémicas que hicieron posible este incidente», dijo.

A última hora del 11 de enero y hasta la madrugada del 12 de enero, unas dos docenas de guardias entraron en parte de la prisión y comenzaron a sacar a los presos, según Grewal. No se dio un motivo, pero Grewal dijo que saldría más información.

Una mujer, Ajila Nelson, dijo a NJ.com que creía que el ataque fue en represalia por las denuncias que habían hecho las reclusas.

Una víctima fue rociada con gas pimienta antes de que el equipo de guardias ingresara a su celda, según Grewal. García luego la golpeó unas 28 veces en y cerca de su cara, a pesar de que tenía los brazos en alto y estaba tratando de protegerse, agregó Grewal.

García luego presentó un informe falso, diciendo que la víctima se estaba golpeando el torso, dijo Grewal. La evidencia en video, que según Grewal eventualmente sería divulgada, muestra a García golpeando a la víctima mientras ella estaba frente a una pared y no la muestra golpeando al guardia, según el fiscal general.

Bethea y Valvano no impidieron que otros oficiales golpearan a otra reclusa, a pesar de que ella cumplió con sus órdenes de someterse a las esposas, según Grewal.

La víctima se quedó con huesos rotos cerca del ojo.

Nelson le dijo a NJ.com que los oficiales la esposaron a ella y a otras personas, antes de golpearla, patearla, desnudarla y arrastrarla a una ducha, después de lo cual ella dice que un oficial no identificado se le subió encima, la tocó y la agredió sexualmente.

Los cargos que Grewal dio a conocer el jueves no incluían agresión sexual.

Una mujer transgénero encarcelada en las instalaciones fue golpeada por un grupo de agentes y tres agentes le pisotearon la cabeza, dijo al periódico su madre, Trimeka Rollins. La rodilla de su hija estaba tan dañada que ahora usa una silla de ruedas, dijo Rollins.

La semana pasada, el gobernador Phil Murphy nombró al ex contralor estatal Matt Boxer como investigador independiente de las acusaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí